No te abandones, aunque te sientas solo

Email Newsletter

Subscribe to our monthly email newsletter to stay up to date with the latest news, articles and stories from Avada Yoga:

    Si hay algo que afecta de forma negativa cuando nos sentimos solos es la anarquía con nosotros mismos. ¿Qué quiero decir con esto?. Lo que yo llamo “anarquía con nosotros mismos” es ese dejarse llevar, ese “todo me da igual”, el no cuidarse, el no tener disciplina, ni control, ni horarios… Eso es malísimo contra la soledad y deriva en un estado de dejadez y tristeza que debemos atajar. No siempre sentirse solo tiene que ser sinónimo de un sentimiento de tristeza. Pero muchas veces ambos sentimientos van de la mano. Y en la mayoría de los casos es debido a que la propia soledad nos genera un estado de dejadez que acaba derivando en un sentimiento de malestar con uno mismo, que provoca una baja autoestima, la cual, acaba generando un miedo a relacionarse con otros. Es, en resumen, la pescadilla que se muerde la cola. Estoy solo, como estoy solo y nadie me ve no quiero cuidarme, como no quiero cuidarme me siento mal conmigo mismo, como me siento mal conmigo mismo, me veo inseguro y como me veo inseguro no quiero relacionarme con nadie más. Este círculo vicioso es muy peligroso y debemos cortarlo de forma tajante cuanto antes.
    Muchas veces y cada vez más en esta sociedad tan materialista, tendemos a asociar el cuidarse y mantener hábitos sanos con tener público, o lo que es lo mismo, quiero que me vean bien los demás. Ponemos demasiado énfasis en los demás, y si los “demás” (el público) no existen, no me interesa estar bien. Este es EL GRAN ERROR de planteamiento.
    Debemos educar nuestra mente a ser nuestro propio público, a hacer las cosas para nosotros mismos, por nuestra propia satisfacción y nuestro propio bienestar. Debemos ponernos horarios, tener una agenda estricta cargada de actividades, y la mayoría de ellas deben ir enfocadas al cuidado de nuestro cuerpo y nuestro espíritu. Comer sano, hacer ejercicio, ponernos retos y objetivos a cumplir, hacer meditación, estudiar, leer libros que nos llenen el espíritu…
    Hoy mismo vas a hacer una cosa por y para ti, este es tu ejercicio de hoy: vas a cocinar esa cena rica que te encanta, cuidada, ponte una mesa con velas, esmérate en ti mismo, porque si comienzas a hacer esto, verás como poco a poco tu mente empezará a segregar hormonas que te harán sentirte bien y en menos tiempo del que te imaginas habrás roto con esa círculo de autodestrucción. En cuanto veas los efectos que tienen estos hábitos, ya no querrás salirte de ese bienestar, y serás adicto, pero a sentirte bien. Esto es el primer paso para tener una vida emocional satisfactoria